sábado, 8 de marzo de 2008

Rastros



El sol castigaba mi cabeza
y el viento golpeaba mi cuerpo intentando frenar mi paso.
- No, no hay huella posible cuando el camino es de piedra.
En esta ciudad no hay esquinas,
solo sueños oxidados y quietos como una estatua.
Desde la plaza se ven edificios vacíos
y una cúpula que ni el tiempo ni el hombre han podido sostener.
Aquí nadie vive en las alturas, allá, no se encuentra mas la esperanza.
El negro, el carretero y el nuevo unen un pedazo del mismo rostro
imposible de olvidar.
El humo no era de ningún tren, las sirenas de ningún barco.
Lo único que acabaron fue el intento de una vida mas tolerable.
Corría !! Solo corre la nada.
La nueva era no solo es dinero en plástico y una vidriera bonita.

Todavía hay olor a humedad.
                                        - Un recuerdo que no confunde nadie

Mujer, si tu corazón es una piedra
                                                    porque te taparon los ojos?

2 comentarios:

pablo dijo...

A la mierda que andas escribiendo bien che!!! Imagenes claras y poéticas.Muy bueno amigo. Al final alguien le aviso al cana de la foto que se estaba incendiando la carcel? porque no creo que haya estado ahi sin hacer nada aunque supiera...NO?????

Pichi

Macha Arce dijo...

Gracias amigo!
Mira tengo entendido que el policia estaba viendo si el area iba a quedar despejada al "tiro" porque ya terminaba su turno.

(---amigo esta noche no sera pero será la proxima----)