martes, 20 de abril de 2010

El contenido de las formas

Primer pacto.

Hace tiempo que las cosas están quebradizas “y sin embargo te quiero”.

Ya el despertador me estresa menos que los noticiosos, que imagino según sus propias declaraciones, pronto estarán por quedarse sin trabajo. Pero no intento redactar ni rescatar lo que públicamente fue dicho y desde luego también olvidado.
Mi condición vulnerable de mutar el humor es cada vez mas obvia cuando veo librerías llenas de libros apestosamente infectados por una siniestra caradurez, pero mayor es mi dolor cuando veo esa capacidad de adhesión que tiene la sociedad a las voces de esos sirvientes funcionalistas de las distintas dictaduras, pero para desgracia de los que juegan a los dados con esto, no pierdo la genialidad de ver las cosas posibles, porque creo en las instituciones a pesar de rechazar orgánicamente el discurso “institucionalista” . Siendo estudiante de derecho renuncio formalmente al severo discurso de “las formas” cuando no cuidan celosamente el contenido y a cambio de eso me hablan de la seguridad jurídica intentando abolir el contenido social de las normas mediante la dialéctica mas pedante llena de moral y ética; apelan a la moral y ética porque son inviolables pero de sensatez no saben nada, esta claro que se quiere una seguridad jurídica empresarial inquebrantable y cualquier mínimo intento de control será considerado “acto comunista” .
De todas maneras, con gran tranquilidad respiro. No estamos para una “revolución libertadora II” ..pero quien sabe, con tanta inversión privada y el nuevo premio Nobel de la paz..
Me declaro incompetente a los juicios polémicos que llevan la palabra “polémica” puesta por los medios o el medio o las empresas exitosas, póngale el titulo que usted prefiera, pero le aseguro que si usted opta por “empresas exitosas” me daré cuenta que desconoce el concepto de monopolio, a menos claro esta, que lo escoja por haber escuchado una voz del intelectualismo moderno y periodismo independiente, que epistemologicamente descubrió otro significado de monopolio.
También me menciono incapaz de sostener que la historia pasó y que lo que hoy hay es una desconexión sideral. Con el perdón de muchos dioses, también voy a insistir en que debemos creer en el hombre y animarse a pensar fuera del “pensamiento único”. De la misma manera voy a presentar mis credenciales a todos los hombres de las ciencias que aun acuden a distinguir las “duras” de las “blandas” siendo con el tiempo “las duras mas blandas” y através de la derecha “las blandas mas duras”. Por ultimo y para siempre, adhiero a la escuela que comprometa mas mi pensar.
No hay peor espacio que el ausente, no hay peor forma que la vacía.



Bitácora de Caminos Singulares