viernes, 28 de marzo de 2008

Según pasan las décadas en un mundo con argentinos en Argentina

Tenía el oído tapado pero aún así podía escuchar el murmullo de la gente.
Todo tipo de teorías y afirmaciones. Uno se siente solo en situaciones así.
El campo, el monte, los trabajadores, la sra, la presidenta, eeuu, chavez y moyano.
Escuchar este tipo de realidades en un pequeña clinica, de la ahora ciudad con culo europeo,
te lleva por terminar pensando que al argentino le falta un poco mas de latinoamericano.
La gente grande parece haber nacido en la década de los 90.
Era chico pero mi memoria no logra engañarme tanto, en Córdoba mas de 150 pequeños productores quedaron fuera de este juego, las tierras pasaron en su mayoría a un tal apellido parecido a Urquiza, habia mas kilomtros de soja que rutas, habia mas tierras para menos dueños; la sociedad no dijo nada ( a lo mejor había otro target) y al parecer se desconocía o no era tan popular el tema de los piquetes. El menú porteño estaba lejos y quízas Buenos Aires no era tan sensible.
El negocio esta en el campo, la ciudad en sectores jerarquicos estrategicamente diseñadas, la ropa en gente que vive en estos lugares jerarquicamente ubicados y estrategicamente diseñados. Habia cacerolas essen, pero las personas no saben hablar ni pensar, por eso ese sonido no decía nada y no sonaba bien porque no estaban vacías.
Bueno algunos dirán más sencillamente porque eran de teflón.
Ningún presidente pudo con el campo, y bueno si aquí no entendemos que el poder pasa por otros canales (y lean no por la politica), repito, si aqui y ahora no entendemos eso, bueno a preparar las valijas y salir a buscar Atlántida.
Me pregunto que Argentina añoran las personas de entre 50 y 60 años (o mientras más viejo te pones mas de.....sos). Y con esto no se puede dejar de ignorar que los distintos sectores sociales y/o económicos comieron de argentinas diferentes.
Ya me voy a Córdoba, a correrse que sino le aviso al "nene"

sábado, 15 de marzo de 2008

Singular II



Me marcho cansado con la soledad a cuestas
solo con la música de mis pasos
y el frío de mi cuerpo,
nada ha cambiado desde aquella noche,
solo tu y yo.

Historia presente


                                   
                                    Mirar.
Es lo que dejaremos para después.
                                   Escribir.
Nos conduce por medio
del conflicto de un mundo en decadencia.
                                   Leer.
De tanto en tanto
nos lleva a una lapida de un
mundo que murió.
                                   Olvidar.
Existí?

La historia se repite.
El problema de dejar algo escrito es que
alguien le tendrá que poner voz
a lo que alguna vez supimos mirar.
Nuestra realidad es histórica.
Es evidencia torpe,
hay algo que ha empezado en el pasado y aun no ha terminado.

sábado, 8 de marzo de 2008

Rastros



El sol castigaba mi cabeza
y el viento golpeaba mi cuerpo intentando frenar mi paso.
- No, no hay huella posible cuando el camino es de piedra.
En esta ciudad no hay esquinas,
solo sueños oxidados y quietos como una estatua.
Desde la plaza se ven edificios vacíos
y una cúpula que ni el tiempo ni el hombre han podido sostener.
Aquí nadie vive en las alturas, allá, no se encuentra mas la esperanza.
El negro, el carretero y el nuevo unen un pedazo del mismo rostro
imposible de olvidar.
El humo no era de ningún tren, las sirenas de ningún barco.
Lo único que acabaron fue el intento de una vida mas tolerable.
Corría !! Solo corre la nada.
La nueva era no solo es dinero en plástico y una vidriera bonita.

Todavía hay olor a humedad.
                                        - Un recuerdo que no confunde nadie

Mujer, si tu corazón es una piedra
                                                    porque te taparon los ojos?

miércoles, 5 de marzo de 2008

(A)mor nuevo


Aun tus pies no caminaron inocencia, tus manos no acariciaron el fraude, tus ojos no vieron la miseria.
Camina despacio y acaricia sin abrir los ojos.
Imagina, aun no hay nadie en ella.

Mueca de ciudad



 
Una caricatura sin gracia,
                                      payasos tristes.
No hay obra social para la inocencia.
                                     La imaginación toma forma de gatillo.
- ¿Cuanto más vas a sostener tú sonrisa antes de que se convierta en una mueca ajena?. 
- ¿Demasiado tarde?
 ..tus pasos te fueron convirtiendo en marioneta.

Saudades


                      La fuerte luz oscurece las ideas,


El sol las quema.                                                                                         
                                                 El tiempo se lleva las cenizas.

La aurora enciende en tu rostro alegria                                                
                                                                                             
                                                  iluciones en miradas tristes
                                                                                            


                         se mezclan en el atardecer
                         se aclaran en el anochecer
                      ...y se pierden en el amanecer

Singular III


- Perdí.
  Perdí mi soledad.
Todavía no la extraño,
   pero siento su ausencia.
- No voy a buscarla
ella me encontrara.
   yo estaré sólo, nadie me protegerá.
- Un suspiro,
                      una reflexion
      y una mirada de ausencias,
-                                              
                                                 Otra vez seremos dos.